Los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) se refieren a los aparatos y equipos dañados, descartados, obsoletos o en desuso que utilizan electricidad o una fuente de energía para su funcionamiento. En esta se incluyen equipos electrónicos de consumo como las computadoras, hasta electrodomésticos y celulares que ya no tienen utilidad alguna para quien los posee.